Hábito 3 – Poner Primero lo Primero
febrero 20, 2019
Gráfica Plus/Delta – Herramienta de Liderazgo
febrero 21, 2019

Hábito 4 – Pensar Ganar-Ganar

GUÍA para PADRES

Folleto de Franklin Covey

 

 

 

Pensar en ganar-ganar representa la creencia que todos pueden ganar.  No se trata de mí o usted, sino de ambos.  Es una creencia que hay bastantes cosas buenas para todos, es una manera abundante de pensar.

Pensar en ganar-ganar significa estar feliz por los demás cuando les pasan cosas buenas.  

Como padre, no todo es negociable, pero si entra en conversación con su hijo con un modo de pensar en ganar-ganar, encontrará mucho menos resistencia.

Actividades de los niños más pequeños

Juegue un partido con su(s) hijo(s) que tenga un ganador definitivo.  Explique cómo competir resulta bien al jugar un partido, pero no en las relaciones personales. Comente sobre qué tensión habría en su hogar si en cada situación tuviera que haber un ganador.  Una mejor manera de pensar es ganar-ganar.  Esto quiere decir que pensamos en soluciones que todos podemos sentir bien cuando hay un problema.  Mientras más pensemos en ganar-ganar, habrá menos problemas. Quizás quiera mostrar un cuadro que detalle los días de la semana.  Cuando alguien quede “atrapado” al pensar en ganar-ganar, esa persona tendrá que escribir su nombre en el cuadro ese día.

Exhorte a soluciones de ganar-ganar en las disputas entre hermanos.  No sea siempre un mediador; déjelos que encuentren una solución y asegúrese de ser un hijo generoso con elogio cuando lo hagan.

Lea el capítulo 4 del libro los “7 hábitos de los niños felices” con su hijo.

Actividades de los hijos adolescentes

 Diga que lo siente cuando grita, reaccione fuertemente o culpe accidentalmente a uno de sus hijos por algo que no hizo.  Modelar esta consulta establecerá expectativas de cómo debe actuar su hijo.

Establezca expectativas claras con sus hijos sobre tareas, toques de queda, notas, privilegios de automóviles y otros.  Es difícil que ambos ganen si está jugando con reglas diferentes.

Trabajos para todas las edades

Piense en un conflicto en curso que pueda tener con su hijo (su tarea escolar, limpiar su habitación, alimentar al perro y llenar de gasolina el automóvil) y luego hable sobre una solución de ganar-ganar para el conflicto.  Apunte la solución y luego recuérdese cada uno de ella la próxima vez que surja la situación.

Recuerde no comparar a sus hijos en frente de sí.  Por ejemplo, no trate de decirle a Marcelo que “Juan siempre se acuerda de limpiar la mesa.”  Esa es la idea de ganar-perder.  En lugar de eso, sólo concéntrese en elogiar a Juan por un trabajo bien hecho.  Marcelo captará el mensaje.

Piense en la relación con su hijo.  ¿Generalmente es ganar-ganar?  ¿Si no, cómo eso está afectando su vida familiar?  ¿Qué debe hacer USTED de manera diferente?

 

0
Compartir...