Guía para Padres «Líder en Mí»
febrero 19, 2019
Hábito 2 – Comenzar con el Fin en Mente
febrero 20, 2019

Hábito 1 – Ser Proactivo

GUÍA para PADRES

Folleto de Franklin Covey

 

 

 

Ser proactivo significa asumir la responsabilidad de sus elecciones y conductas. El hábito 1 es la clave de todos los demás hábitos; por eso es que viene primero. Ser proactivo indica, “Estoy a cargo de mi propia vida. Soy responsable, ya sea de estar feliz o triste. Puedo escoger cómo reaccionar frente a otras personas o situaciones. Estoy al mando.” Los niños pequeños pueden empezar a comprender fácilmente que las distintas elecciones producen resultados diferentes.

El objetivo es enseñarles a pensar en esos resultados antes de determinar qué hacer. Las conversaciones pueden concentrarse en cuidarse ellos mismos, cuidar sus cosas, reaccionar o no reaccionar frente a la conducta de otros, planear con anticipación y pensar en qué es lo correcto hacer. Con su hijo, piense en las maneras de ser proactivo en casa.

Actividades de los niños más pequeños 

Generalmente reaccionamos frente a una situación inmediatamente, sin dedicar tiempo a pensar en los resultados de nuestras acciones. Parte de ser proactivo es ser capaz de detenerse y pensar antes de actuar. Con su hijo, haga alguna representación para practicar la destreza de detenerse y pensar en situaciones diferentes. Su objetivo en estas representaciones es animar a su hijo a detenerse y pensar antes de reaccionar. Utilice las ideas siguientes para comenzar y luego piense en algo que pueda aplicarse inmediatamente a la vida de su hijo.

  1. (En esta representación, debe personificar al amigo de su hijo.) Digamos que tiene un buen amigo nuevo que vive cerca de su casa y no quiere jugar más con él. Discúlpese y luego espere la reacción de su hijo.
  2. (En esta representación, debe personificar al hermano de su hijo.) Dígale a su hijo que rompió su juguete favorito accidentalmente. Dígale que piensa que no es la gran cosa porque tiene muchos juguetes.
  3. (En esta representación, debe personificar a su hijo y su hijo a usted). Dígale a su hijo que está “tan aburrido” que no hay nada divertido por hacer. Quéjese de que nadie quiere jugar y que (como padre) tienen que divertirlo.
  4. Lea el Capítulo 1 del libro los “7 hábitos de los niños felices” con su hijo.

Actividades de los hijos adolescentes

Los niños mayores empiezan a depender cada vez más de sus compañeros, pueden permitir que un comentario grosero por un amigo arruine su día y los lleven a un mal comportamiento por sus compañeros. Como padre, es importante ayudar al hijo adolescente a comprender la importancia de asumir responsabilidad por su propia vida y sus elecciones. También es importante como padre, dejar que su hijo aprenda de sus errores. Si siempre le resuelve su situación, su hijo no aprenderá lo que significan responsabilidad e independencia.

  1. La próxima vez que su hijo se olvide de su tarea escolar o sus zapatos del fútbol antes del gran juego, piense bien antes de llegar al rescate. ¿Qué le está enseñando a su hijo cuando le resuelve su situación?
  2. Si su hijo tiene una disputa con un profesor u obtiene una nota que piensa que es injusta, exhorte a su hijo adolescente a citarse con el profesor para que hable de esto personalmente en lugar de hacerlo usted.
  3. Haga un pacto con su hijo adolescente para detener juntos un hábito no saludable. Identifique el hábito que quiera detener (fumar, comer demasiado, ver mucha televisión, no hacer ejercicios y otros), escoja una fecha inicial, una fecha final, y proceda con las fechas de registro en el trayecto. Explíquele a su hijo adolescente que la investigación demuestra que toma 21 días empezar un hábito nuevo o detener uno viejo, así que lo importante es no desalentarse o rendirse tan rápidamente.
  4. Hable con su hijo adolescente sobre las cosas en que estaría dispuesto a mantenerse firme y pelear ante la presión del grupo. Dígale a su hijo que no quiere que le diga en qué piensa o que quiera escuchar. Puede tratar de personificar esto, así su hijo podrá estar preparado para mantenerse firme ante un amigo o grupo si es necesario.

La cantidad de confianza que tiene en una relación es como una cuenta corriente en un banco. Si hace muchos depósitos, desarrolla una gran confianza y una cuenta grande. Si hace muchos retiros, tendrá un saldo bajo. Comparta esta idea con su hijo adolescente y luego piense en las cosas que pueden hacer ambos para incrementar sus depósitos entre sí. Permita que su hijo adolescente hable la mayor parte y realmente escuche sus ideas. Haga que su hijo detalle cómo fueron sus propios depósitos y retiros. También puede hacer su propia lista de lo que considera como depósitos y retiros.

0
Compartir...