Inicio / Foro de Eduardo Montano

Foro de Eduardo Montano

Foro de Eduardo Montano

Educación Premio-Castigo / #TipFamiliar

Hablemos de la educación premio-castigo para nuestros hijos.  Si hacen algo bueno los premio y si hacen algo malo los castigo, o como se dice coloquialmente: la zanahoria y el palo. 

Si te portas bien, te llevo a tu restaurante favorito
Si te comes todas tus verduras, puedes comer postre
Si pierdes clases, no vas de viaje a fin de año
Si te portas mal, ya no puedes jugar fútbol

Esto es uno de los errores más comunes que yo he podido observar, y estoy seguro que algunos de ustedes podrán estar pensando Y eso, ¿qué tiene de malo?

El Dr. Edward Deming le llama "las fuerzas de destrucción a los sistemas de mérito".  Él dice que ninguna recompensa, o premio, sustituye la motivación intrínseca.  Las cosas las debemos hacer porque nosotros creemos en ellas, hacen sentido y son convenientes, no por algo externo como un premio o un castigo.  

El Dr. Skinner nos dice que el castigo solo logra cambios de corto plazo, pues las personas solo dejarán el mal comportamiento para evitar el castigo y si encuentran formas de hacerlo en escondidas, lo harán.  

Un hijo bien entrenado con premio y castigo será un adulto que no da la milla extra, que hace el mínimo, que trata de salirse con la suya, en otras palabras, será mediocre.  

Como no queremos eso para nuestros hijos, mis recomendaciones son:

  La primera, tómese el tiempo para explicarles el por qué no tienen que hacer algo o por qué lo que hicieron, está mal, si ellos entienden lo que hicieron y sus consecuencias, sabrán lo que les conviene.  Yo entiendo que cuando se portan mal pareciera ser más fácil y rápido castigarlos y decirles "no lo hagas porque yo digo y punto", pero esto a la larga será menos efectivo porque si ellos no están convencidos, lo volverán a hacer.

  La segunda, eduquémoslos para que no busquen la gratificación inmediata, de esto hay muchos estudios, incluyendo el famoso experimento de las galletas.  Básicamente dice que tienen más éxito las personas que saben esperar un mejor futuro, que las que buscan recibir algo menor, pero en este momento.  Muchas veces cuando nuestros hijos quieren un momento de satisfacción caen en mal comportamiento.  Por ejemplo, hacen trampa para ganar en un juego, esa satisfacción les durará muy poco, es más, ya nadie querrá jugar con ellos.  En lugar de eso pueden practicar y volverse realmente los mejores, esa es una satisfacción duradera, pero, les tomará más tiempo.  Enseñémosles a buscar lo que les conviene para el futuro y tomarán mejores decisiones en el presente.  

  Y la tercera es, hagámoslos soñar y pensar en su futuro, que entiendan que el mayor premio de obtener buenas notas no es algo que nosotros les podamos dar, sino las puertas que a ellos se les abrirán, como tener acceso a cualquier Universidad, conseguir cualquier trabajo, mejor reputación, Etc., en otras palabras, que lo hagan porque a ellos les conviene.  Como dicen en inglés, que aprendan a ver el "big picture".

Esto que les sugiero no es el camino fácil, pero es el correcto, pues hace mucha diferencia en su formación, serán adultos que tomarán mejores decisiones y llegarán más lejos.


 
Compartir:
Tweet Facebook

¿Quieres que tus hijos sean felices aprendiendo? Estás en el lugar correcto... ¡Llámanos!